Quien soy

Marisol Felmer Dörner disfrutando en el invernadero

Hola, mi nombre es Marisol Felmer Dörner. Nací y me crié en el campo del sur de Chile, en un pueblo muy pequeño llamado Loncotoro, provincia de Llanquihue, Región de Los Lagos.

Soy descendiente de colonos alemanes y cuando era niña mis papás hacían todo tipo de conservas de fruta(ciruelas,peras, cerezas,etc.), escabeche, chucrut, chicha, cecinas como salchichones, comíamos chicharrones con pan, etc. teníamos una enorme quinta con manzanos, ciruelas, peras, guindas y una enorme huerta donde disfruté siempre comiendo las arvejas de la mata, zanahorias y pepinos con cáscara, entre otras cosas.

Fui creciendo inmersa en la naturaleza y en el año 1992 estando aún soltera y habiendo pololeado con mi actual marido, hicimos un invernadero donde tuve como pasatiempo el cultivo de flores secas, flores para jardín y un vivero de arbustos y pinos ornamentales.

Por lo que la pasión y el cariño por el campo siempre estuvo arraigado en mí.

A finales del año 2009 y después de haber ejercido profesionalmente en el área administrativa, contable y de personal en una Empresa privada por 20 años, el rumbo de mi vida cambió en 180 grados, ya que fui despedida.

Pero el Señor y el destino me tenían deparado otras cosas.  El año 2007  habíamos formado con mi marido una pequeña Empresa con importación de productos agrícolas provenientes de Francia, haciéndome cargo de la parte administrativa y contable.

Pero con el espíritu siempre inquieto y con ganar de hacer otras cosas, se nos presentó la oportunidad de arrendar un campo en el sector de Chamiza, a sólo 20 minutos de donde vivimos (Puerto Montt) por lo que el año 2010 inicié el camino del emprendimiento con un proyecto de cultivo orgánico de hortalizas, frutales menores, hierbas medicinales y un pequeño vivero de arbustos y pinos ornamentales.

La idea del proyecto es poder obtener a partir del cultivo del campo la mayoría de la fruta cultivada de manera sana y natural para la elaboración de las mermeladas, conservas y jarabes de frutas. Y esta manera natural de elaborar significa que no le añadimos aditivos ni preservantes.

Misión de Sabores y Aromas del Sur

La Misión de Sabores y Aromas del Sur es ir en rescate de frutales menores que se han ido perdiendo en el tiempo como lo es la grosella, la zarzaparrilla roja y negra, la guinda,  el ruibarbo, la frambuesa amarilla y el wineberry, un fruto casi inexistente y desconocido en nuestro país. También está el loganberry y el boisanberry.

Trabajando siempre en armonía con la naturaleza poder entregar una elaboración de calidad inigualable, a partir de su propio cultivo orgánico para convertirlo en un producto natural, cuyo sabor, aroma y el cariño que uno le ponga lo diferencie del resto.

Finalmente y pensando siempre en lo más sano y natural para nuestro organismo, y nuestra piel, elaborar jabones 100% naturales, libres de preservantes y químicos, para que se puedan dar un gusto y disfrutar de sus exquisitos aromas y texturas, que son como terapia para el alma y constituyen un verdadero placer no sólo para tu vista y olfato, sino también para tu piel por los múltiples beneficios que nos otorga.

Donde esta Sabores y Aromas del Sur

Chile, Décima  Región  de  Los  Lagos, a  12  Kms.  de  la plaza de   Puerto Montt, se va por el camino costero de Pelluco con dirección a la Carretera Austral.  

Allí , entre los verdes pastos del sur de Chile, rodeados de los aromas de la tierra húmeda, las flores y la brisa del mar, encontramos el sector de Chamiza, donde está la desembocadura del río del mismo nombre, justo al cruzar el puente nos dirigimos a la izquierda por el camino llamado Automó por el que seguimos 2 kms. más para llegar a nuestro destino, el campo,  que goza de una vista privilegiada del Seno de Reloncaví.